L-Carnitina

Por LN Tricia Asiain.

Este suplemento está de moda y las personas saludables hablan de él como si fuera un producto “mágico”, afirmando que es un producto para quemar grasa. 

Muchas veces leemos cosas, las creemos sin revisar las fuentes y termina afectándonos más de lo que pudo habernos beneficiado. Quienes recomiendan este tipo de productos, generalmente son personas que lo promocionan sin saber qué es lo que están recomendando (meramente como negocio). 

Para empezar con este tema primero tenemos que saber que es la L-Carnitina: es una molécula que se forma por 2 aminoácidos (metionina y lisina) y requiere de vitamina C para que nuestro cuerpo la genere. Es sintetizada por el hígado, riñones y cerebro, necesaria para llevar la grasa a la mitocondria y así poder generar energía. En palabras más sencillas, la L-Carnitina en cantidades adecuadas es la encargada de que la grasa sea convertida en energía y por esta razón la promocionan o anuncian como quemadores de grasa. 

Muchas veces he escuchado la siguiente pregunta: ¿funciona consumir suplementos de L-Carnitina para quemar grasa? (realmente la grasa no se quema, se oxida) y la verdad es que NO. Todavía no existe evidencia suficiente para comprobar esto y, lo mejor de todo, si llevamos una buena alimentación, se cubre el requerimiento de L-Carnitina. 

A esto, vienen otra duda como: ¿por qué no funciona? Al suplementar el cuerpo con L-Carnitina llega un momento en el que los niveles de transporte del organismo se saturan y cuando esto pasa, no ingresa más grasa a la célula por lo que no “funciona”. Es falso que cuanto más L-Carnitina se consuma, más grasa se oxide. 

Seguramente alguna vez han escuchado que las personas que venden estos productos dicen que existen estudios de la oxidación de grasa por L-Carnitina, pero estos estudios son en animales mas no en humanos; actualmente en humanos hay falta de evidencia. 

Por esto, las personas utilizan estos estudios para demostrar la efectividad y con ello, las personas que acuden al gimnasio dicen que hay estudios que lo demuestran. Para saber si un estudio es real o falso tenemos que conocer cómo funciona el organismo y que el articulo sea de una buena fuente. 

Es mejor comer sano y hacer ejercicio, que suplementarse por seguir los pasos de otra persona, ya que la mejor opción es estar acompañado de un profesional que te pueda guiar y orientar al tener mucho mayor conocimiento e información sobre tu tipo de cuerpo y metabolismo. 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s