Munchin Donuts en Tulancingo

Fotos y nota por Gerardo Sierra.

Tulancingo es una ciudad del estado de Hidalgo que es conocida por la amplia cantidad de comercios buenos, económicos y variados que tiene. El domingo 7 de enero se inauguró la sucursal de Munchin Donuts, una franquicia que ha llevado la innovación al mundo de las donas, es el primer bar de dona gourmet que existe en México.

Platicando con el dueño de la sucursal, me comentó que actualmente es la única sucursal que hay en el estado de Hidalgo. Me llamó la atención que la marca haya llegado Tulancingo mucho antes que a la capital (Pachuca de Soto) y las razones son desconocidas. Desde amigos, familiares, conocidos y personas que iban caminando relajadamente en la calle, llegó mucha gente en el momento que abrió.

IMG_6444.jpg

En esta sucursal de Munchin Donuts, la finalidad del espacio tan abierto con únicamente 4 mesas para dos personas cada una es que quien vaya por el antojo y quiera convivir ahí pueda hacerlo sin sentirse abrumado por el exceso de clientes o simplemente pueda pedirla para llevar e ir comiendo mientras camina en el centro de Tulancingo.

A parte de las 25 variedades que tienen actualmente como “sabores” a elegir, ¡también cuentan con la opción de que tú armes tu propia dona! Cada dona tiene un costo de $25.00 MXN, son frescas ya que se preparan las donas al día y se decoran al momento. El lugar es llamativo, minimalista y cómodo. Es el pretexto perfecto para darle un significado al “chat meal” para los que están a dieta.

El horario de atención es de Martes a Domingo de 1pm a 8pm y está ubicado en el centro de Tulancingo, frente a la Cruz Roja. La dirección es Luis Ponce 116, Centro, Tulancingo, Hidalgo. Click aquí para ver la ubicación exacta.

En lo personal, tuve la grata experiencia de aprovechar y consentirme probando dos donas: la Griffin (crema de maní & mermelada de fresa) y la Snoop Dog (Froot Loops).

Yo imaginé que la Snoop Dog sería empalagosa por el glaseado blanco MÁS el cereal, pero ha sido la equivocación más deliciosa del año (y vamos empezando). La dona está hecha para que no te empalague porque tienen una receta hecha desde los inicios de los tujianenses Fernando Arredondo y Sergio Valenzuela. Me la pude acabar sin problema y no soy una persona dulce.

Finalmente le di una oportunidad a la dona Griffin y me enamoré, en verdad la combinación del “peanut butter & jam/jelly” es una combinación muy gringa que a muchos gusta, pero haberla probado en ESA dona… fue más de lo que alguna vez pensé que podría vivir con una dona.

Te invitamos a que te des una vuelta por la sucursal de Munchin Donuts de Tulancingo (o la que tengas más cerca) y te enamores como yo de este pecado delicioso hecho para gustos exigentes.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s