¿Netflix, Amazon o T.V. por cable?

Por Norma Sontoya.

Hoy quiero comentarles a cerca de toda esta tecnología que ha ido permeando en mi mundo de manera paulatina y que el día de hoy ha tenido alcances que jamás imaginé.

Empezaré por contarles que a mí me tocó atravesar el tiempo, con una tecnología PRE, o sea, de acuerdo con los tiempos actuales prehistórica jajajaja, y que jamás mi mente pudo siquiera imaginar la actual forma de comunicación, donde la tecnología está en nivel PRO (lo más actualizado).

Por estas referencias, deben pensar que soy algo arcaica en el tema de las tabletas, celulares o computadoras de última edición, pero que creen no es para tanto, me defiendo dentro de lo posible y he ido agregando algunos nuevos términos a mi vocabulario, pero bueno ese no es el tema.

Mi tema hoy es sobre la actual forma de ver televisión o, mejor dicho, cómo las telenovelas, programas y hasta los noticieros han sido desplazados paulatinamente por series en formatos más atractivos para la audiencia, aunado a que es posible dejar de lado la famosa “caja fija” que era la televisión, para ser transportado el contenido a cualquier lugar al que nos desplacemos, teniendo como enlace el internet o el ya famosísimo WiFi.

Empresas como Netflix o Amazon, vinieron a romper los estándares establecidos, para conquistar a un público (reticente en sus inicios), hoy cautivo por la múltiple oferta con calidad y contenido a un costo por demás accesible; además de tener al alcance de su mano la decisión del tiempo dedicado a una serie, película o documental, el gusto de no verse interrumpido por una cantidad por demás fastidiosa de comerciales y la desesperante espera de una semana o más para dar seguimiento al programa elegido. Hoy eso ya está siendo rezagado por el inmediatismo de tener un atracón de la serie elegida.

Las cadenas de cable en Estados Unidos y ya más recientemente en México, se han visto afectadas por un movimiento llamado Cord Cutters, donde los clientes dejamos de contratar sus servicios, para cambiar a los servicios online accesible en los nuevos televisores, smartphones o tablets; esto es una gran preocupación de las compañías de cable, aunque reconozco que la televisión abierta y el negocio de tv por cable aún les queda vida, ya que eventos masivos como un estreno, que genere miles de personas conectadas al mismo tiempo, aún están fuera del alcance del ya famoso streaming.

Como consumidor cautivo, tener el control de “pago por lo que quiero ver, en el momento y por el tiempo que desee” es un gran atractivo para estos formatos, siendo la recomendación “de boca en boca” su mejor márketing; un ejemplo de su éxito, son las entregas de los Globos de Oro y los Emmy, donde algunas de sus series han sido galardonadas, así como sus actores.

Por supuesto, existen los defensores del formato de toda la vida, prefiriendo la espera de cada semana, para poner en la mesa el tema, haciendo un márketing de manera inconsciente.

¿Crees que el formato de televisión convencional termine siendo rezagado, hasta finalmente desaparecer? ¿Crees que las grandes empresas de publicidad se vean afectadas por este nuevo formato? Esperamos tu punto de vista sobre este tema.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s