Las enseñanzas del Tapete

Por: Diego de la Torre

Hace ya algunos años, conocía personas y amigos cercanos que me platicaban sobre las maravillas que les había traído el practicar Yoga, ya fuera en su casa siguiendo las instrucciones de un DVD, con amigos de vez en cuando o bien, asistiendo regularmente a clases en alguna escuela. Sinceramente nunca estuve muy convencido de todo lo que me platicaban, así que un buen día, se presentó la oportunidad, me puse mi ropa más cómoda y me aventuré a ir a una clase; curiosamente, no sabía que estaba iniciando una práctica que no he dejado desde hace ya 5 años, les contaré porqué.

La primera vez que tomé una clase, no tuve ninguna sensación de iluminación ni mucho menos de autorrealización, más bien, primero me di cuenta que mi cuerpo se había atrofiado y contraído con el tiempo y yo no me había percatado por ningún motivo. Me sentí tronco, pesado, con malos hábitos de cuidado y es por estas primeras razones, por las que me dije que debería seguir yendo hasta que me sintiera de nuevo flexible, tal y como lo recordaba de niño. Con el tiempo fui recuperando flexibilidad, control corporal y mental; me di cuenta que mis hábitos estaban cambiando por el simple hecho de haber creado la costumbre de practicarlo. Comencé a reconectarme con mi cuerpo, volví a comunicarme con él y a entender qué es lo que me pedía, lo que necesitaba que hiciera por él.

Curiosamente todos estos sentimientos me remitieron inmediatamente a mi infancia, me hicieron recordar algunos momentos de la vida (en la que no estás tan lleno de dudas, de influencias, de distintas maneras de pensar), sin preocupaciones que te desgasten sin darte cuenta y un sin fin de cosas más; para mí fue el primer gran paso hacia un plano que va más allá de mi comprensión. ¿Cómo es que una práctica de posturas en las que te duele todo, no puedes respirar bien, que luchas contra ti mismo, hace que te lleguen recuerdos y sentimientos del pasado? Fue justo en este momento, que di el primer paso hacia algo que sabía, quería practicar toda mi vida; encontré en esta práctica una herramienta para poder recordar quién soy, cómo he cambiado, cómo ha cambiado mi cuerpo, mi mente y por ende mi espiritualidad; porque eso sí, esta práctica podrá parecer una secuencia de movimientos del cuerpo, pero con el tiempo y la constancia, uno se va dando cuenta que lo que realmente se mueve, es tu interior y tu exterior, siendo el cuerpo físico un punto intermedio. La práctica de asanas (posturas) de Yoga, tiene como fin único la meditación, ya sea en un estado estático o en movimiento.

Sí, suena a una locura, que es difícil, algo aburrido, a mil cosas que no quieres hacer. A mis 24 años, nunca creí que me llenara tanto practicar algo que en mi mente, era para gente mayor, lastimada o mujeres. Hay tantos clichés alrededor de esta práctica (que incluso yo mismo compartía), pero es aún gracias a esos mismos clichés, que me he dado cuenta del poder sanador y de transformación de esta práctica milenaria. Después de 6 años de práctica constante, he visto mi cuerpo recuperar su vigor, su fuerza, su juventud, su firmeza, pero también su flexibilidad y su relajación.

Lo más bello de todos estos principios, es que no se quedan solo en el cuerpo, si no que influyen en nuestra vida diaria, nuestro ánimo, nuestro yo interior. Próximamente describiré más a fondo ciertas prácticas y distintos caminos que existen dentro del Yoga, pero por ahora te comparto la primera enseñanza que tuve al practicarlo: el cambio es continuo e inevitable, puedes volver a ser algo que fuiste o ser algo que quieres ser. Con constancia y disciplina moral, puedes convertirte en lo que piensas y ser feliz.

young man practicing yoga

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s