Dia Mundial del Medio Ambiente

Por Norma Orozco

El día de ayer, 5 de Junio al igual que las elecciones, se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente. En los últimos años nuestro planeta, ha sufrido una debacle en cuanto a todas las áreas que forman su entorno; como sociedad hemos dejado de lado los beneficios que obtenemos de él y sus grandes aportaciones a nuestra salud.

Cada año la Organización de las Naciones Unidas (O.N.U.) promueve, planea y elabora acciones que procuran el cuidado del medio ambiente en todos los ámbitos, impulsando acciones y sensibilizando a todos los que formamos parte de la comunidad global, incluyendo elementos naturales y artificiales que pueden ser modificados por el hombre; el 5 de junio fue establecido por la O.N.U. al coincidir con la primer cumbre mundial del medio ambiente en 1972, conmemorándose actualmente en cerca de 100 países.

En 1992 es creado el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), enfocada principalmente a promover, planear y ejecutar las acciones referentes a este día; el cuál se presenta como una oportunidad para firmar o ratificar convenios ambientales, permitiendo el adecuado manejo de las políticas ambientales y económicas de los países miembros. Cada celebración se establece un tema a tratar como punto central, para ser promovido todo el año con la implementación de políticas, modelos económicos y organizaciones para atacar de manera positiva dicho tema; es una oportunidad de identificar las soluciones para modificar la cultura que tenemos como consumidores, provocando una sociedad más sostenible respetando la capacidad de regeneración del planeta.

 

Esta celebración en una gran oportunidad para concientizarnos del daño irreparable que le hemos estado haciendo, renovando nuestra cultura como consumidores, siendo una sociedad más sostenible, respetando a la vez la capacidad regeneradora del planeta y así lograr que todos tengamos alimentos para subsistir.

Disminuir la basura que tanto afecta los ecosistemas es una manera en lo individual de contribuir, por ejemplo, empezando con separar cada uno de los desperdicios, que aunque sólo lo hagas en tu casa, es una forma pequeña para favorecer con programas que ayuden a adoptar hábitos como reducir, reutilizar y reciclar.

El costo financiero y ambiental por el agotamiento, están empezando a afectar el crecimiento económico,  por lo que se deben encontrar estrategias para manejar los recursos finitos; si las políticas públicas incorporan patrones de consumo y producción sostenible, será más fácil producir bienes y servicios dañando menos a la humanidad y medio ambiente. Recientemente P.N.U.M.A. presentó por primera vez una guía para lograrlo titulada “Producción y consumo sostenible: Un manual para hacedores de políticas”.

Muchos ecosistemas de la tierra, han llegado a su punto de agotamiento y cambio irreversible,  provocado por el desordenado crecimiento de la población y desarrollo económico.; la cruda realidad es que nuestro consumo global rebasa la capacidad de la tierra, la única alternativa es aumentar la “productividad” mediante una economía verde inclusiva, como lo expone la teoría de “Hacer más con menos”: Con procesos naturales sin desperdicio, donde los residuos son alimento para otro organismo. Esto puede mejorar el bienestar humano y la equidad social al reducir los riesgos ambientales, costos y escasez ecológica, ya que es baja en carbono, hace uso eficiente de los recursos y es  socialmente inclusiva.

La medida en que lo logremos, determinará que el “Antropoceno” sea una edad en que los más de 9,000 millones de personas tengamos garantizados los alimentos, la energía y la seguridad sin que se comprometa el soporte vital de nuestro planeta.

Aún es tiempo de que nos involucremos en este tipo de acciones para evitar seguir haciendo daño a nuestra tierra que es el principal hogar de todos nosotr@s; desde nuestro espacio, casa, colonia, ciudad, estado o país, podemos contribuir con pequeñas acciones que irán alcanzando los grandes cambios necesarios para que la tierra respire, se renueve y viva a la par de nosotr@s. Amémosla y retribuyámosle todos lo que por siglos nos ofreció, es tiempo de ayudarle a su regeneración.

9f8b1935447951-56062069ae1c0

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s