#PorqueGorda – ¿Dieta o no?

Por Gesto

Como muchos se han dado cuenta, el ser fit, yogui, cuerpazo y todo es lo de hoy. No solamente por salud, sino por atracción. La gente ve lo bonito (¿y cómo no hacerlo?) y es más fácil perderse en lo que uno ve a lo que pasa através de la mente de las personas, sus experiencias, entre otras cosas y juzgamos nada más viendo.

Ahora, para que l@s gordit@s, chobizon@s, gord@s y mórbid@s bajemos de peso no está cabrón. Todo se define con la determinación que tengamos, pero ¿cómo nos hacemos de ella si nos pesa, da hueva o simplemente no queremos darnos el tiempo de ser pacientes?

En lo personal, ya me siento un tanto muy suficientemente gordo y estoy en sobrepeso nivel 2. La verdad, aunque sea redundante, nadie quiere escuchar o saber la verdad. Todos queremos sentirnos bien o cómodos en cómo estamos, pero también debemos abrir los ojos a qué panorama de vida queremos tener en un futuro a corto plazo y, más importante, a largo plazo. Ahora, lo que muchos se preguntan: ¿de dónde parto, me sirve la motivación, necesitaría entrar a un tipo de grupo como de “fat fighters” o me meto a un gimnasio a que me pongan rutina y ya de ahí a ver que sigue? Todos somos diferentes y cada quien encuentra lo que le da fuerza.

Ahora el tema de la tragazón. El hacer “dieta” como tal, no es comer poquito, comer sano con tu pura lechuga y agua todo el día; es saber comer bien. Cada cuerpo es diferente y todos tenemos ritmos y estilos de vida muy diferentes. Debemos de tomar en cuenta muchas cosas para saber que tipo de alimentación es la mejor para nosotros y lo mejor es ir con un nutriólogo. Cada uno de estos doctores tiene su propia manera de guiarte a que consigas el peso que deseas (todo empieza por la boca).

Si lo que quieres es bajar de peso, ponerte en forma y estar en la mejor versión sana de tu cuerpo… Déjate de pretextos y hazlo cuando quieras, depende de tí y de nadie más tomar la decisión de ver que haces contigo mismo. Si te gustas gordit@ y con tus curvas, ¡muchas felicidades! Haces lo que pocos pueden hacer que es aceptarse y amarse como son. Si no es el caso y no quieres cambiar tu cuerpo, ver que puedes hacer para amarte y quererte como eres. Yo me gusto gordito, con mis cachetes y mis lonjas (que hasta en tiempo de estrés me pongo a jugar con ellas y me relajo), pero ya quiero verme como antes. Es decisión mía y de nadie más.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s